Son modelos, sexis e insoportables. Las hermanas Tiffany y Taliah Sanderson fueron obligadas a mudarse del barrio donde vivían luego de una decisión judicial impulsada por las protestas de numerosos vecinos molestos por su estilo de vida.

Las mellizas de 19 años, mortificaron durante casi siete años a sus vecinos con ruidos molestos, lenguaje grosero, música a todo volumen y otras cosas.

Las jóvenes fueron encontradas culpables y se les aplicó un "ASBO", una ley británica que sanciona a vecinos que incurran en infracciones relacionadas con la convivencia.

Según el diario Daily Mail, la Corte ordenó que las Sanderson se mudaran de su lugar de origen en Windlehurst Road, en High Lane, a un departamento en Stockport Road, Marple.

Además les dieron instrucciones precisas sobre su conducta, no deberán utilizar lenguaje abusivo, insultante, ofensivo hacia sus vecinos, ni amenazarlos o intimidarlos.