Millergan Lowe tiene siete años y padece síndrome de banda amniótica en su mano izquierda, la cual le impide tener movilidad normal en esta parte del cuerpo.

Pero, de acuerdo con el periódico irlandés "Mirror", el muchacho comenzará una nueva vida gracias a las prótesis hechas con la impresión 3D, creadas por Stephen Dignam, especialista y pionero en el desarrollo de este tipo de tecnología.

Los padres de Lowe se enteraron de la existencia de estos aparatos y contactaron a Dignam para pedirle una mano especial para el pequeño.

"La mano de Millergan acaba de llegar y le ha cambiado la vida de mi hijo", dijo la madre. Ahora Lowe puede tomar su grabadora, su pelota y hasta intentará montar la bicicleta por primera vez.

"A mis amigos y a mí nos gusta mi mano, especialmente los dedos", declaró el niño que radica en la ciudad de Dublín, para el "Mirror".