Hace poco tiempo, finalmente conocimos al Google Pixel, el celular de la compañía de Mountain View que llegó para competir contra el iPhone 7.

Y claro, Google parece tomarse muy en serio la seguridad del nuevo miembro de su familia.

Con esto en mente, en Corea del Sur se llevó a cabo el "PwnFest", un festival que reúne a los mejores hackers del mundo para mostrar su trabajo. Y un grupo de ellos reveló cómo era capaz de hackear el Google Pixel en cuestión de minutos.

"Qihoo 360" (nombre del grupo de ciberpiratas) logró detectar un "agujero" que hacía posible la ejecución remota de su código al interior del celular, y así instalar un código externo en el equipo.

La proeza del grupo alertó a Google sobre este problema de seguridad, por lo que la compañía sintió la necesidad de recompensar a estos genios de la tecnología. Google los hizo, entonces, acreedores de un premio de 120 mil dólares, así como del eterno agradecimiento de la compañía.

Sin embargo, el primer premio (que ascendía a 180 mil dólares) se daría a aquel que lograra hackear un iPhone 7. Nadie lo logró.

AFP

Foto:

¿El celular de Google compite contra el iPhone 7 de Apple?

Una de las cosas que más llama la atención de Pixel es su asistente inteligente. Desde luego, es este el que pretende competir contra "Siri". Sin embargo, en primeras pruebas, todo parece indicar que todavía le falta mucho.

"Google Assistant" trata de responder casi cualquier duda con simples enlaces de búsquedas. Citando la experiencia de Michael Nunez, de Gizmodo, este asistente no es capaz siquiera de recomendar sitios de interés cercanos a determinada dirección.

Otro aspecto importante es su cámara. Si bien tiene excelentes propiedades, el brillo de las fotografías no se compara con el iPhone 7. Además, no tiene certificación contra agua, cosa con la que el nuevo celular de Apple sí cuenta.

Y otra desventaja es su precio. Este no es competitivo, pues está a la altura de los siempre elevados precios de Apple, y eso no es algo bueno.

AFP

Foto:

¿Es feo?

Y bueno, además de expertos, muchos usuarios han coincidido en una cosa: el diseño del Google Pixel es simplemente "feo".

Aunque es importante el detalle estético para muchas personas, para otras vale más lo funcional. Este celular no es un mal teléfono, pero muchos coinciden en que no tiene mucho que hacer frente al iPhone 7 Plus.

Al final, quienes tienen la última decisión son los usuarios. El celular de Google promete mucho y hay que recordar que esta es tan solo su primera versión. Seguramente en el futuro mejorará su, ya de por sí, buen rendimiento y, con suerte, su diseño.