Una gran mayoría de los smartphones cuentan con servicios de localización mediante GPS o Internet, muchos de los cuales están activados desde su fabricación. 

En el caso concreto del iPhone, "registra los lugares que visitan con frecuencia para proporcionar información importante relacionada con la ubicación", según se puede leer en el dispositivo de Apple. La opción guarda los mapas con el lugar exacto donde estuvieron, el número de visitas que han realizado, las fechas y las horas que permanecieron ahí; todo segmentado por ciudad y país. 

Apple asegura que los datos solamente se almacenan en el iPhone para ayudar a las aplicaciones de tráfico y eficientar otros servicios de metadatos; aunque para muchas personas es una invasión a su privacidad y una manera de que los hackers o la propia compañía de la manzana espíe sus datos.

La herramienta está activa a partir del sistema operativo iOS 7, por lo que seguramente Apple conoce todos los lugares donde han estado y ustedes no se habían dado cuenta. 

Si quieren desactivar sus ubicaciones frecuentes en el iPhone, estos son los pasos: 
1- En el iPhone, ingresen a configuración.
2- Clic en el menú privacidad.
3- Entren en localización.
4- Pulsen en servicios del sistema. 
5- Vayan a ubicaciones frecuentes.
6- Borren el historial de sus visitas.
7- Desactiven el botón de ubicaciones frecuentes.

En la galería de fotos les mostramos algunas novedades en el sistema operativo iOS 9.