LinkedIn accedió a pagar 13 millones de dólares para resolver la demanda que arrastra desde el año 2013, por una supuesta estrategia ilegal que involucraba robo de información personal y uso incorrecto de los datos de los usuarios, así lo informó el periódico "The Wall Street Journal".

En última instancia decidimos resolver este caso para poner nuestra atención donde más importa, la búsqueda de formas para mejorar las experiencias de nuestros miembros”, confirmó la compañía en un comunicado.

En 2013, LinkedIn fue demandada por la función Add Connections –servicio de importación de contactos desde cuentas de correo electrónico externas que son enviadas como invitación– por robar correos electrónicos de los miembros y utilizar sus nombres para hacer crecer su red.

Ante esto, la red profesional afirmó que nunca ha engañado ni se ha hecho pasar por los usuarios, tampoco ha enviado mensajes o invitaciones a unirse a LinkedIn en nombre de nadie, explicó Blake Lewit, director de lo Contencioso de la empresa hace dos años.

En la galería de fotos les presentamos 10 consejos para ser un experto en esta red social para profesionales.