Como sabemos no todas las dietas funcionan a todos por igual, lo que si es cierto es que si queremos bajar de peso, apegarnos al agua pura será fundamental para lograr el objetivo.

Sin embargo, tenemos que saber cómo y cuándo para que el hábito nos ayude a perder peso sin frustrarnos.

Te compartimos 3 pasos sencillos para lograr ir perdiendo esas libras de más en poco tiempo.

1. Beber dos vasos de agua antes de cada comida principal (desayuno, almuerzo y cena) ayuda, primero, a comer con mucha menos ansiedad porque te habrás saciado bien y, segundo, a mejorar la digestión. 

2. Beber agua entre horas, sobre todo cuando hay más hambre. De esta forma, introducir dos vasos de agua en la dieta, tanto a media mañana, como a media tarde, ayudará a comer menos y evitará la ansiedad que produce el hambre y el estrés.

3. Come alimentos bajos en grasas (ensaladas y verduras plancha, carnes y pescado a la plancha o cocidos), y hacer mucho ejercicio.