Los celos enfermizos pueden hacer mucho daño en una relación amorosa, tal como sucedió con una pareja al sur de Londres, Inglaterra.

Según relata Mirror, en noviembre de 2013, Kane Boyce mató a su novia Paul Newman al no querer darle su contraseña para iniciar sesión en Facebook. De acuerdo con testigos, Boyce pensaba que estaba siendo engañado y quería confirmar sus sospechas en su perfil, pero al no recibir la contraseña estalló en cólera y dijo a su novia "inicia sesión, inicia sesión".

Al no hacerlo, Kane siguió insistiendo con frases como "inicia sesión o ya verás lo que pasa". El fiscal Gillian Etherton QC del jurado de New Addington, señaló que "el acusado, en un ataque violento, venció y parece haber pateado o estampado en la cabeza de Paula causándole una lesión cerebral grave e irreparable que provocó su muerte".

Amigos de la mujer observaron moretones en su cuello y marcas en forma de puño, pero el sujeto se negó a llamar a una ambulancia a pesar de que la mujer estaba falleciendo en el lugar. Asimismo, relataron que Kane y Paula comenzaron a salir siete meses antes de lo sucedido, pero poco a poco "Boyce comenzó a tomar el control total de ella" y, aunque le pedían que lo dejara, "siempre decía que lo amaba".

En la galería de fotos pueden conocer algunos malos hábitos de parejas. Para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.