El pasado 12 de abril, algunos fanáticos transmitieron por Periscope –la nueva app de Twitter para compartir "streaming" de video–, los nuevos episodios de la quinta temporada de "Game Of Thrones".

Dos días después, el canal estadounidense HBO pidió cerrar y bloquear a los usuarios que difundieron estas imágenes, ya que violaron masivamente la Ley de Derechos de Autor y Propiedad Intelectual de este país.

Además, acusó a la nueva app de Twitter de ser un instrumento ilegal que quebranta la propiedad intelectual, según un comunicado presentado por el sitio de noticias estadounidense "The Verge".

Según el mismo portal, los directivos de Periscope están de acuerdo con HBO, y trabajan para evitar que esto suceda de nuevo, pero ellos no pueden hacer nada si no se comunica de alguna infracción, ya que los videos compartidos son "en vivo" y solo duran unas pocas horas dentro de la aplicación.