La modelo Rebekah Marine, que nació sin su antebrazo derecho, se ha hecho un lugar en la industria de la moda en uno de los mercados más competitivos del mundo: Estados Unidos .

Con tan solo 22 años ha logrado vencer los estereotipos del mundo de la moda y, además, labora como motivadora profesional dando mensajes de optimismo y contando su experiencia personal.

“Sé que no siempre es fácil creer que ser diferente puede ser bueno pero, por experiencia, te puedo decir que vivir la vida con un solo brazo me ha hecho ser una persona más fuerte, y estoy agradecida”, escribió la modelo en su página web.

Marine también trabaja para Models of Diversity, un grupo que ayuda a promover la carrera de las chicas que les cuesta encajar en el mundo de la moda, y en Lucky Fin Project, una entidad sin ánimo de lucro que ayuda a personas en su misma situación.