La modelo Apasra Hongsakula, quien se llevó la corona de Miss Universo en 1965, ha llamado la atención en los últimos meses debido a unas fotografías que han circulado en las redes luciendo una apariencia de 35 años, cuando en realidad tiene 67.

Su aspecto joven llamó la atención de expertos de moda, quienes atribuyen su "eterna juventud" a cirugías estéticas y tratamientos de ansiedad.

La exMiss tailandesa señaló en una entrevista a Daily Mirror que nunca se ha sometido a ningún tratamiento rejuvenecedor y que lo único que ha cambiado es su peinado. También dijo que su excelente fisionomía es por la buena alimentación, una vida sana y hacer ejercicios diariamente.

Sin embargo, el blog "Oddity Central", que busca informar sobre sucesos inexplicables, indagó las imágenes de Hongsakula y sacó a luz que las fotografías son el resultado de un tratamiento en Photoshop, por lo que su juventud es el resultado de un excelente trabajo en la computadora.