Si eres un “selfier” con solo una pose en tu casillero (es decir, el puchero), entonces, la supermodelo Coco Rocha puede ser capaz de traer una nueva mirada a tu arsenal expresivo. Su nuevo libro de arte en blanco y negro de dos mil páginas, “Study Of Pose: 1,000 Poses by Coco Rocha”, es una especie de guía de cómo verse fotogénico. La modelo de 26 años, quien ha aparecido en las portadas de las revistas “Vogue”, “Harper’s Bazar” y “W”, y que ha sido el rostro de las campañas de YSL y Uniqlo, fue capturada por cien cámaras en una sesión dirigida por el fotógrafo neoyorquino Steven Sebring en 2012. Vistiendo solo un sencillo leotardo color piel y polainas blancas, la modelo canadiense, apodada la “Reina de Pose”, se contorsionó en poses inspirada en los gustos de Grace Jones y Jessica Rabbit. El proyecto sigue el éxito de un video viral de ella haciendo 50 poses en 30 segundos. De hecho, Rocha fue una de las primeras modelos en hacerse un nombre a sí misma en las redes sociales: tiene 1.6 millones de seguidores en Instagram y en aumento, junto con su panza. Y sí, como Rocha le explica a Publinews Internacional, tiene algunos consejos para vivir el embarazo con estilo.
Revelaste recientemente que estás embarazada, ¿tienes algún consejo para las futuras madres?
Algunas ropas de maternidad pueden ser muy cool. Siempre me han gustado los suéteres grandes, por lo que eso funciona de manera perfecta para mí. No tengo suficiente pancita en este momento para preocuparme de cambiar mi estilo. Mi consejo: No sentirte como “ahora que tengo pancita tengo que encontrar un nuevo yo”. Mantén tu propia identidad.
¿Estás comenzando a comprar ropa de bebé?
Marissa Webb, directora creativa de Banana Republic, recién me mostró la nueva colección para niños de esa marca. La línea de bebé aún no se lanza, pero ya soy fanática. Como sé que estamos teniendo una niña, les dije a todos mis amigos y familiares que no me compren nada rosado y les pedí que se aseguraran de que todo esté de moda. Por el momento no me preocupo tanto por mi propio estilo y lo que llevo puesto, me centro en la compra de ropa para el bebé y de inspirarme en cosas lindas. Cualquier cosa que yo usaría, quiero que él la use. Espero que sea un pequeño muy a la moda.
¿Cambiarás tu estilo de vida durante tu embarazo?
Una vez que te enteras de que estás embarazada, realmente aprendes a tener un poco de autocontrol. Estás alimentando a otra persona y quieres que este otro ser humano esté sano, por lo que te aseguras de comer tus verduras y tomar tus batidos. Me estoy alejando de cualquier soda y bebo jugos naturales y agua. Si hubiera sido solo para mí, creo que después de una semana habría dicho: “Bueno, eso fue una divertida limpieza sana”, pero no podría seguir haciéndolo. Cuando estás embarazada realmente piensas en esa otra persona y lo estás haciendo por ella. Es increíble cómo, de repente, tienes una fuerza de voluntad para comer bien y tener rutinas saludables. No tengo antojos, pero siempre estoy emocionada por comer. A menudo le digo a mi marido: “Tengamos un segundo almuerzo o cena”, pero la mayoría del tiempo se cansa y me dice “no puedo comer más”, por lo que termino comiendo sola.
Antes de quedar embarazada, ¿qué hacías para mantenerte en forma y saludable?
Mucha gente piensa que las modelos no son saludables, pero en realidad es un enorme privilegio que les debes a tu mamá y papá: en parte es, sin duda, genético, pero me aseguro de que esté comiendo bien, durmiendo bien y de beber toneladas de agua. No soy una de esas personas que tienen que hacer ejercicio todos los días; cuando estoy de ánimo y con ganas de deshacerme de un poco de energía, voy al gimnasio. Cuando voy a trabajar doy el 110%, si no estoy sudando al final de una sesión de fotos, siento que no he hecho mi trabajo. Así es como me mantengo saludable. Esta mañana, por ejemplo, hice panqueques de trigo integral para el desayuno. Para el almuerzo, por lo general tengo una ensalada, un sándwich y un jugo de naranja y como manzanas. Ingiero una gran cena, como carne y patatas o arroz y verduras. No soy muy quisquillosa.