Compras de segunda mano están de moda, por lo menos ese es el caso si estás en busca de ofertas en línea. El sitio web videdressing.com es un especie de híbrido eBay-conoce-ASOS, que les ofrece a los clientes la oportunidad de comprar productos de diseño seminuevo. El sitio, que se lanzó en 2009, nació por necesidad: el compacto departamento de la cofundadora Meryl Job era muy pequeño para su guardarropa en constante expansión. La situación material de la joven de 30 años, coincidió con la creciente tendencia de compradores que buscan productos de segunda mano. De acuerdo con un estudio de Global Market Insite (GMI), 35% de las mujeres y 25% de los hombres dijeron que habían comprado más productos usados ​​que en los 12 meses anteriores, sobre todo para ahorrar dinero. Una economía lenta, una creciente demanda por productos éticos y la facilidad de las compras en línea son explicaciones del éxito de Job y de Renaud Guillerm. A pesar de que el apetito por la moda rápida no ha disminuido (basta con ver la velocidad con que esas colaboraciones high-low se venden), hay un movimiento hacia el mantra de Vivienne Westwood de “¡Compra menos, elige bien, haz que dure!” Job le explica a Publinews Internacional por qué la economía de compartir está empezando a despegar con el público.

¿Cómo se te ocurrió la idea de Videdressing?
Después de haber trabajado para L’Occitane en Provence y Chanel, decidí intensificar mi negocio con mi socio Renaud Guillerm. Siempre he sido apasionada por la moda y solía leer blogs de esta temática, lo que me hizo comprender que los bloggers de moda organizaban sus propias ventas en su sitio web. En aquel entonces no había manera de hacerlo en línea si no tenías la visibilidad y, por tanto, el tráfico.

¿Cuál es la diferencia entre Videdressing y eBay?
¡Somos como el anti-eBay! En primer lugar, nos especializamos en la moda y no vendemos computadoras o juguetes para los niños. Tenemos un muy estricto sistema de control para asegurarnos de que no vendemos copias falsificadas. Nos ocupamos de los artículos de lujo y queremos que nuestros clientes tengan el cien por cien de confianza en lo que vendemos.

¿Por qué los compradores utilizan tu sitio web?
La economía del compartir, que somos parte de, se está desarrollando a nivel mundial y nos dimos cuenta de que el uso a gran escala está reemplazando al consumo, incluso en el sector de la moda de segunda mano. La historia de éxito del servicio francés BlaBlaCar, un mercado comunitario que conecta los conductores con asientos vacíos a los pasajeros que buscan un paseo, es un buen ejemplo de esta necesidad de compartir lo que se tiene cuando ya no estás utilizándolo. Esa es la idea detrás de Videdressing: tengo esta prenda en mi clóset que no uso, por lo que la puedo vender y beneficiar a alguien más. La gente no cree en mantener la ropa para siempre, aparte de tal vez joyas o bolsas de gama alta, pero la nueva forma de consumir la moda es comprarlo, usarlo y venderlo.