Matilda Kahl es directora de arte en Saatchi & Saatchi, una famosa agencia de publicidad de Nueva York. Un día estuvo mucho tiempo pensando qué se pondría para una reunión importante, y cuando llegó se sintió frustrada por lo que había elegido. 

Por eso, decidió que iba a adoptar un uniforme que tuviera la suficiente versatilidad para usarlo todos los días, tanto para ocasiones formales como informales, y para las distintas estaciones del año.

Matilda se viste con un pantalón negro, blusa blanca con un moño en el cuello y una chaqueta de cuero. "El look es simple pero elegante, clásico y actual", señaló la joven en una entrevista.

Para armarlo se compró 15 blusas de seda iguales con un corte moderno, y varios pantalones negros simples. Para aportar un toque personal, le puso a las camisas un moño en el cuello inspirada en los que le hacía su madre cuando era pequeña.

Después de que escribió un artículo en una revista femenina, su historia dio la vuelta al mundo y se hizo famosa en las redes sociales.

Con información de Terra Colombia