La supermodelo Gigi Hadid se cansó de los constantes cometarios y críticas que reciben en sus redes sociales por tener una figura que está lejos del estereotipo que domina las pasarelas.

La joven de 20 años es señalada de estar en la cima de la moda gracias a su familia, ya que es hija de la actriz Yolanda Foster. Además de poseer un cuerpo distinto al de las modelos de alta costura.

La bella joven "explotó" en Instagram y publicó un mensaje dirigido a todos sus detractores:

"Sí, tengo busto, tengo abdominales, tengo trasero, tengo muslos, pero no estoy pidiendo un trato especial. Entro dentro de las tallas de muestra. Sus crueles comentarios no hacen que quiera cambiar mi cuerpo, no hacen que quiera decir "no" a los diseñadores que me piden que esté en sus desfiles. Si no tuviera el cuerpo que tengo, no tendría la carrera que tengo. Me encanta poder ser sexy. Estoy orgullosa de ello", se lee en una parte del mensaje.