Adoptar a una mascota es una gran responsabilidad y probablemente cambiará la vida de la persona que acepte el reto.

Estas imágenes muestran la gran diferencia que un solo día puede obrar en la vida de una mascota que por fin ha sido adoptada.

La mayoría tiene deteriorada la salud, su estado nutricional es delicado o tiene problemas psicológicos. Por lo que les lleva bastante tiempo adaptarse y llegar a un estado de salud y nutrición estables.

Estos animales que te presentamos tuvieron suerte y su condición jamás será la misma. ¿Qué opinas?