Con una industria que en 2017 alcanzará los 100 mil millones de dólares, según un estudio de la compañía analista Digi-Capital, los videojuegos son uno de los principales medio de entretenimiento en el mundo.

Los videojugadores actualmente tienen a su alcance una gran variedad de accesorios para hacer más completa su experiencia al jugar, pero la compañía ColorWare lo lleva al límite. La conocida fabricante de complementos ha puesto a la venta una serie de controles para Xbox One y PlayStation 4 bañados en oro de 24 kilates.

Únicamente han sido fabricados 25 dispositivos para cada consola, lo que los hace todavía más exclusivos y de colección, mismos que se pueden adquirir en su sitio web a un costo de 300 dólares por pieza. En la galería de fotos les mostramos los controles dorados y algunos controladores más extraños que se pueden encontrar en Instagram.