Contactar gente nueva en Tinder puede ser difícil para muchas personas, pero resultó sumamente sencillo para este usuario.

Según relata el escrito Alex Scola en su blog, dejó de lado poner la mejor foto que tenía por lo que decidió convertirse realmente en un inodoro y convencer a todos de que lo era con cada palabra que ponía para describir su perfil. La respuesta a su experimento fue tan buena que en tan solo 24 horas, "Oliet" había recibido más de 100 matches o me gusta de todo tipo de personas.

Scola señala que diversas personas le preguntaron si realmente era un retrete, él se limitaba a responder "si lo soy" y algunas sexis mujeres también lo contactaron para expresarle su amor por los inodoros. Alex señala que no todo fue bueno, debido a que comenta que otras usuarias se decepcionaban al enterarse que no tenía un sistema automatizado de limpieza.

Al cabo de una semana, Alex Scola indica que obtuvo más de 200 matches entre hombres, mujeres y solamente ocho usuarios apócrifos, pero dice no estar seguro de regresar a Tinder porque "es un lugar aterrador".

En la galería de fotos pueden observar algunas de las conversaciones de "Oliet" en Tinder.