La brasileña Gisele Bündchen es la modelo mejor pagada, según la revista "Forbes", su belleza le permitió ganar US$44 millones este año.

Sin embargo, hoy que fue captada con una amiga por las calles de Manhattan, la supermodelo lució su rostro sin maquillaje y se le notaba bastante agotada. 

La mujer de 35 años se miraba abatida y parecía que necesitaba una noche de descanso. Su vestuario tampoco le agregó encanto a la modelo,  y su patalón dejaba ver muchas arrugas.