Dicen que a los gatos no les gusta para nada el agua, pero los protagonistas de esta galería afirman lo contrario.

En las fotos verás que algunos felinos disfrutan darse un chapuzón.