Los "selfie sticks" han invadido poco a poco nuestra vida cotidiana. Basta con saber que fueron el gadget más vendido del 2014 y que siguen siendo una tendencia.

El famoso "palo para selfies" proporciona una extensión del brazo para obtener fotografías con una campo visual más amplio y, a menudo, se utiliza para retratar a un grupo de personas y el lugar donde se encuentran. Pero no todo es miel sobre hojuelas y varios problemas han surgido, debido a que algunas personas se sienten incómodas con estos artefactos y señalan que no pueden disfrutar del espectáculo que están presenciando.

Museos, festivales, edificios y hasta eventos han tomado la decisión de prohibirlos para que evitar que molesten a terceros. Inclusive tomando rigurosas medidas, varios de estos lugares no permiten la entrada si llevan su "selfie stick" o les señalan que deben tirarlo a la basura.

En la galería de fotos les mostramos los lugares donde está estrictamente prohibido que lleven su "selfie stick". Para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.