Sí, sí… sí. Es tarde y lo único que quieres es estirarte, relajarte y darles cariño a dos consentidos de tu cuerpo: los pies.

Si quieres disfrutar más de la vida, aunque no lo creas, debes evitar que tus pies felices y saludables se vuelvan dolorosos y en mal estado. ¡Ya no sufras! Aquí tienes todo lo que necesitas saber sobre soluciones para el cuidado de los pies y así conseguir el #LookPerfecto.

1. Repite, “¡no más dureza!”

Las durezas gruesas de la piel se forman en tus pies por la presión continua de caminar y frotar tus pies con el calzado. Cuando la piel se engrosa puede causar callosidades, que pueden resultar muy molestas. Una solución de cuidado para quitar las durezas de la piel poner tus pies en agua, agregar sales aromáticas y limar las asperezas. Mientras lo haces, escucha música, mira tu programa favorito y sírvete una buena bebida.

2. ¡Relájate!

Toma una pausa bien merecida luego de un largo día y bríndales a tus pies un trato real. Por la noche, agrega a tu rutina de cuidado un exfoliante con ácidos frutales para quitar las células muertas de la piel y hacer que tus pies se vuelvan más suaves.

Antes, ten listo un té, así la relajación será total. Un té exquisito que podrías probar es de manzanilla con miel, es nuevo en el mercado y brinda una sensación fenomenal.

3. Caliente y frío

Alterna chorros de agua caliente y fría para estimular la circulación de tus pies, eso ayuda muchísimo.

4. Más suaves que nunca

Mantén la piel de los pies sedosa con el humectante diario. Este es vital, busca uno con aroma neutro.

5. Buenas noches

#HoyMeRegalé crema humectante, y dales masajes suaves a tus pies, en forma circular. ¡Estarás escuchando a los ángeles cuando lo hagas!