No cabe duda que tener una salud en óptimas condiciones ayuda en todo sentido.

La hipertensión, la cardiopatía no isquémica, enfermedades cerebrovasculares o transtornos endrocrinos o de la piel son algunos de los padecimientos que contribuyen a la mala calidad del esperma, lo cual puede provocar infertilidad masculina.

Esto lo confirmó un estudio realizado en la Escuela Universitaria de Medicina de Stanford, California.

Los investigadores analizaron los datos de 9.837 hombres infértiles con una edad media de 38 años durante un período de más de 15 años. Los analizados facilitaron muestras de semen para evaluar su motilidad, volumen y concentración, según el sitio muyinteresante.es

Esa mala calidad dio como consecuencia infertilidad en el 50% de los participantes, quienes también eran propensos a las enfermedades antes mencionadas.