El nuevo Windows 10, sistema operativo oficial de Microsoft, no cuenta con un reproductor de DVD por defecto, por lo que todos los usuarios deberán cubrir un costo para descargar la aplicación que les permita ver una película en su ordenador.

Así es, la aplicación oficial de Microsoft para esta acción cuesta 15 dólares. Aún pagando esta cantidad, las limitantes son muchas para este programa.

De acuerdo con la descripción del software, en la tienda oficial de aplicaciones de la empresa, no todos los archivos de video podrán reproducirse, por ejemplo, el formato Blu-ray está fuera del alcance de la app.

Después de las modificiaciones que tuvo la ley de licencias de DVD, se han registrado cambios y costos para distintas acciones desde un PC, como la reproducción de películas o videos.

Existen otros reproductores que podrían suplir la auscencia en este sistema operativo, sin embargo, algunos consideran este inconveniente como un punto en contra para Windows 10.

En la galería de fotos les presentamos las características del nuevo navegador de Internet de este sistema operativoPara leer la información desde un "smartphone" o "tablet", seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.