El doctor Benjamin Lok ha pasado los últimos cuatro años investigando si es posible mejorar la preparación de los estudiantes de medicina, especialmente en una área delicada y estresante para muchos como lo es la proctología.

Los estudios de este científico y su grupo de trabajo han logrado desarrollar un robot que promete cambiar las reglas de un examen prostático (y otros procesos similares), eliminando la ansiedad de los jóvenes doctores al realizar este tipo pruebas.

Se trata de Patrick, un simulador de la parte trasera de una persona en el que los aprendices practicarán de forma personal el test. El artefacto se complementa con un software especial (también diseñado por el equipo de Lok) el cual aportará la parte humana y realista a la situación, ya que el programa interactuará con el estudiante como si fuera un persona, de acuerdo con el sitio de noticias médicas "Medical Daily"

Patrick hará preguntas, indicará molestias y responderá en el momento de la actividad, lo que pretende eliminar la parte estresante de la revisión. La finalidad del invento es mejorar los procesos de aprendizaje para eliminar las malas prácticas médicas.

Por el momento, Patrick se está usando en la Universidad de Drexel y en la Universidad de Florida, en Estados Unidos. Sus creadores piensan que este nuevo método de práctica pude ser la base de los "humanos virtuales", que serán empleados para simular las experiencias personales incómodas en el sector educativo.

En la galería de fotos les presentamos los cinco robots que cambiarán la forma de los cuidados médicos según el sitio "Expo Medical Care". Para leer la información desde un "smartphone" o "tablet", seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.