Tuberspot es el nombre de esta aportación tecnológica a la medicina. Se trata de un juego que puede diagnosticar si el usuario padece tuberculosis, la enfermedad más mortífera después del VIH, según datos de la Organización Mundial de la Salud.

Miguel Luengo Oroz, creador y desarrollador del juego, también ha desarrollado MalariaSpot, que tiene el mismo concepto, pero enfocado a la Malaria.

El juego consiste en auxiliar a diagnoticar muestras reales de pacientes susceptibles de tener tuberculosis mediante la destrucción de los bacilos y bacterias que causan esta enfermedad.

La puntuación del juego se genera comparando los bacilos detectados por el jugador con los bacilos previamente identificados por expertos”, aclara Daniel Cuadrado, programador del videojuego en el boletín publicado por la  Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicación, de la Universidad Politécnica de Madrid.

En la galería tenemos para ustedes algunos datos de la OMS sobre esta enfermedad.