Hace unos días, la empresa tecnológica TransIP –compañía que ofrece hospedaje web y distintos servicios relacionados– pagó a unas bailarinas de "pole dance" nada convencionales para ser la atracción principal en un evento en Londres, Inglaterra, de acuerdo en el periódico inglés "Mirror".

Esta compañía contrató el "Peppshow" (concepto artístico ideado por Giles Walker) por un costo de tres mil dólares aproximadamente, el cual consiste en robots que bailan en un tubo y tienen una cámara de seguridad por cabeza .

Según el periódico británico, estas máquinas fueron construidas a partir de las carcasas de automóviles viejos y cámaras de circuito cerrado de televisión que se controlan con un ordenador.

Se reportaron más de tres mil 500 asistentes al evento "Inspiration Centraal" de TransIP. Como dato curioso, en una presentación anterior de estos robots estuvo presente la canciller alemana Angela Merkel.

En la galería les presentamos fotos "Peepshow", realizadas por el artista inglés Giles Walker. Para leer la información desde un "smartphone" o "tablet", seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.

Aquí le dejamos un video que muestra el acto de estas bailarinas del futuro.