Para la mayoría de las personas, la tecnología es parte importante de su vida porque les facilita sus tareas; pero cuando se usa en exceso puede generar daños muy serios en la salud física y mental. Un ejemplo muy claro son las consecuencias de dormir con el celular.

De acuerdo con un estudio publicado por Online Psicology Degree, 90% de las personas con edades entre 18 y 29 años, duermen con el celular, lo que incrementa el riesgo de padecer problemas cardiovasculares o mentales como depresión. 

Estas son algunas de las razones del daño que provoca tener el celular cerca cuando tenemos que descansar.

1. Te puede llevar a no conciliar bien el sueño, tener pesadillas, despertarse varias veces por la noche.

2. Los aparatos electrónicos en general (no solo los móviles) son dañinos para el organismo y pueden aumentar las posibilidades de tener cáncer.

3. Puedes quedarte dormido en el trabajo, tener la sensación de agotamiento y bajarás tu calidad de vida.

4. Si no lo apagas el aparato electrónico sigue funcionando y usando radio ondas electromagnéticas, que al tenerlo cerca de la cabeza al dormir, esas ondas te alcanzarán y no te dejarán descansar.

5. Dejarlo en la mesa de noche afecta también aumentando los niveles de ansiedad, insomnio, estrés, falta de concentración, problemas cognitivos, carencia de productividad, dolores de cabeza, etc.