Investigadores de la empresa FireEye, especialista en seguridad tecnológica y con sede en Estados Unidos, encontraron que el Samsung Galaxy S5 tiene serios problemas para proteger las huellas dactilares de los usuarios.

Tao Wei y Yulong Zhang, ambos trabajadores de la mencionada compañía, relataron que el error  permite que otra persona controle el smartphone sin necesidad de un "malware" especial, ya que se pueden leer o copiar las huellas digitales en cualquier momento.

Los expertos dicen que cualquier atacante podría centrarse en la recopilación de estos datos y no tendrían mayor problema, de acuerdo con la revista estadounidense "Forbes". El informe completo se presentó en la "RSA Conference" el 22 de abril en San Francisco, Estados Unidos.

"Pueden obtener los datos que generar la imagen de la huella dactilar. Después de eso, pueden hacer lo que quieran", concluyó Yulong Zhang en entrevista con "Forbes".