Tatiana Guerra es una mujer brasileña de 30 años, es ciega y pudo conocer a su bebé antes de que naciera gracias a una impresora 3D.

Para la mayoría de las mamás uno de los momentos más especiales en su vida es este, sin embargo, para las mujeres invidentes esto no es posible,

Guerra quedó ciega a los 17 años y es una de las primeras en experimentar esta posibilidad gracias a los avances tecnológicos, compartió el diario español "Europa Press".

A continuación el video que muestra el tierno momento.