Compartir fotografías de "pornografía de venganza" tendrá una consecuencia penal, según una nueva ley establecida en el Reino Unido.

La “revenge porn” o “pornografía de venganza”, es un crimen sexual que consiste en compartir imágenes íntimas de un tercero con la intención de humillarle públicamente. La mayoría de las víctimas de este crimen son mujeres que envían fotografías o videos sexuales a sus parejas, quienes después deciden compartirlas. También hay casos -como el CelebGate- en los que las imágenes íntimas son robadas y compartidas por desconocidos.

Precisamente para evitar que esto suceda, en el Reino Unido realizar "revenge porn" ahora está considerado un delito que se castiga con dos años en la cárcel. Aunque la enmienda fue propuesta en octubre del año pasado, fue hasta ahora que se aprobó y entró en vigor de manera oficial esta semana, según reporta el sitio Telegraph.

De acuerdo con las leyes británicas, se considera "pornografía de venganza" a toda aquella "distribución de una imagen sexual privada de alguien sin su consentimiento y con la intención de causarle angustia", asimismo incluye toda reproducción física o digital de una imagen que se comparta de persona a persona o mediante Internet. Del mismo modo, se señala que en esta categoría no solamente se encuentran "las imágenes que muestren los genitales, sino también cualquier parte que una persona razonable consideraría sexual".

En la galería de fotos pueden conocer otros países donde está penalizado realizar "revenge porn". Para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.