Apoyo académico

 
Colegios. El laboratorio  organiza pláticas en centros educativos para dar a conocer la carrera. 
 
Talleres. También se dan cursos para comunicar sobre las nuevas tendencias. 

Muchos de los estudiantes de la Universidad Galileo se sorprenden de las cosas que se ven dentro del aula 203 del establecimiento. Robots que se mueven por sí solos, alumnos con artefactos extraños en la cabeza, incluso, gente con extremidades robóticas. Todo esto se ve cada día en el Laboratorio de Innovación de la Universidad Galileo, un aula donde las ideas creativas, en conjunto con la tecnología, no tienen límites.

A cargo del lugar está Adrián Catalán, quien se graduó de esta casa de estudios de ingeniero en Sistemas, y además tiene diversas maestrías en tecnología y educación. A Catalán se le ocurrió la idea de crear un espacio para llevar a cabo proyectos que no tienen espacio dentro de las carreras de Ingeniería. La universidad apoyó la idea y así nació el laboratorio. “Muchos estudiantes quieren emprender proyectos que les ayuden a enriquecer sus conocimientos. Quieren poner en práctica su creatividad y les queríamos dar la oportunidad de sacar este lado creativo y de fomentar el trabajo en equipo”, explica.

El laboratorio trabaja en paralelo con las otras ingenierías de la Galileo, en Sistemas, en Electrónica, en Telecomunicaciones y en Mecatrónica, y se especializa en dos áreas, “como tema primordial es incentivar al estudiante a conocer sobre la tecnología y todo lo que se puede hacer con ella para crear proyectos innovadores; y segundo, que los proyectos que propongan se vuelvan un producto emprendedor con base en la tecnología”, explica Catalán.