Justo cuando estás dispuesta a realizar una dieta, llega tu mamá para regalarte un chocolate o tu novio te invita a comer a tu restaurante favorito.

Talvez no sea tu culpa, pero las demás personas no ayudan a tu deseo de bajar de peso. El problema no es que ellos te consientan sino lo que te afecta al final de cuentas.

Según un estudio por la Universidad Autónoma de México, existen tres personas que te están haciendo engordar.

Tu novio

Uno de los peores responsables de que no puedas hacer tu dieta porque te invita a restaurantes ricos y con porciones enormes y deliciosas y te lleva chocolates.

Tu mamá

Ella no solo cocina rico, también te invita a comer un pastel juntas. El problema es que lográ convencerte y no puedes resistirte a ese postre.

Tus amigos

Salir los fines de semana con tus amigos a comer a un restaurante, definitivamente es retroceder en tu objetivo, más si bebes alcohol.

La solución

Todas éstas son personas te quieren, por lo que hacerte engordar no es realmente su objetivo principal, solo quieren compartir cosas contigo o hacerte sonreír. Habla con ellos y diles que por el siguiente mes te ayuden a cumplir tu objetivo, sé tú quien los lleve a comer más sano en vez de que sea al revés.