Un curioso descuido protagonizó recientemente la supermodelo Alessandra Ambrosio durante una sesión de fotos.

El viento le jugó una mala pasada mientras posaba para la nueva campaña de su propia línea de ropa.

Las holgadas telas y el atrevido escote que llevaba el vestido terminaron por mostrar de más.

Alessandra, perfectamente consciente de que un despiste dejó su pecho a la vista, simplemente se dejó llevar y le permitió al viento colarse por su escote.