Aunque en un inicio la principal causa de la escasez del Apple Watch se debía a la alta demanda de los usuarios, parece ser que en realidad el motivo es algo técnico.

De acuerdo con The Wall Street Journal, uno de los componentes primordiales del reloj inteligente de Apple está causando demora en la entrega de los pedidos. Según el sitio estadounidense, el motor háptico –fabricado en China por la empresa surcoreana AAC Technologies– tuvo un mal funcionamiento en los controles de calidad realizado en febrero pasado antes de comenzar la producción en masa, por lo que Apple tuvo que cambiar de proveedor a la marca japonesa Nidec Corp.

El motor háptico utiliza la fuerza sobre la piel del usuario para ofrecer información táctil en tiempo real, como recibir notificaciones discretas cuando llega un mensaje o cuando buscan direcciones en los mapas de Apple.

The Wall Street Journal asegura que Nidec Corp, la nueva encargada de la producción del motor háptico, tardará tiempo para poder fabricar la cantidad suficiente de estos componentes para recuperar el tiempo perdido, por lo que algunos compradores del Apple Watch tienen tiempos de espera al menos hasta junio. Según la firma de investigación de mercado, Slice Intelligence, solamente el 22% de las personas que adquirieron el reloj en preventa lo han recibido hasta el momento.

Por su parte, fuentes citadas por el portal Apple Insider señalan que la compañía de Cupertino está considerando la adición de otra compañía ensambladora para ayudar en la producción del motor háptico con la finalidad de evitar más inconvenientes en el futuro.

El Apple Watch se vende actualmente en nueve países alrededor del mundo, incuyendo Canadá y Estados Unidos en el continente americano y Apple anunciaría más países donde venderá su reloj inteligente a finales del mes de junio.