Tan anhelado como controversial, el botón de "no me gusta" puede que no sea lo que todos esperaban, en especial, por sus repercusiones en una red social que ha buscado mantener la armonía así como la imagen de un espacio sano para todos.

Según el sitio especializado TechCrunch, se habrían malinterpretado las palabras de Zuckerberg al referirse al "Dislike Button" ya que los registros de patentes recientes apunta a un conjunto de emojis al lado de los comentarios para "evaluar" la publicación.

EuropaPress

Foto:

Los especialistas de The Next Web coinciden en la línea y que no aparecerá un pulgar apuntando hacia abajo al mejor estilo de la película "Gladiador" para aniquilar el comentario original. 

Aunque es una suposición, hay razones para creer esto no se hará realidad. Andre Spicer profesor de comportamiento organizacional en Cass Business School, de City University London,  escribió para CNN sobre la fragilidad emocional a la que estamos expuestos en Facebook y que un botón negativo echaría por los suelos el "postive thinking" que tanto promueve la red.

"Parece que nos hemos hecho tan frágiles a cualquier señal de negatividad - incluso un simple pulgar hacia abajo en una red social - que se ha convertido en algo que tenemos que evitar a toda costa", asegura Spicer.

Lo único que nos queda es esperar a que se concrete el proyecto y seguramente Facebook identificará a los nuevos trolls y bullies cibernéticos.