Informe. Las multitareas afectan la capacidad del cerebro para recordar


Resulta que la multitarea afecta negativamente a la capacidad del cerebro para absorber nueva información, según Russ Poldrack, neurocientífico de la Universidad de Stanford.

Por ejemplo, si están estudiando y jugando o viendo televisión al mismo tiempo, los datos que estásn aprendiendo irán a una región del cerebro llamada el cuerpo estriado. Sin embargo, esa parte del cerebro está destinada a nuevas habilidades y procedimientos, no ideas o hechos. El área correcta donde la información debe ir a es al hipocampo, la parte del cerebro que organiza la información en una forma que hace más fácil mantener y recuperar.

Según Poldrack, los cambios en la atención de una actividad a otra dentro de la multitarea hacen que tanto la corteza prefrontal como el estriado quemen glucosa oxigenada, que es el combustible que requieren para permanecer en la tarea. A medida que agotamos los nutrientes que tenemos en nuestro cerebro, empezamos a sentir fatiga e incluso a sentirnos desorientados, siendo incapaces de continuar con las actividades.

Mensajes de correo electrónico, redes sociales y aplicaciones los mantienen conectados a sus amigos y a los eventos noticiosos que suceden alrededor del mundo; son medios que ayudan a realizar varias tareas en las vidas cada vez más frenéticas. Sin embargo, el estilo de vida digital se ha convertido en una distracción constante para compromisos de trabajo y las obligaciones familiares y, según observadores, esta falta de enfoque se está tornando cada vez peor.

Gloria Mark, investigadora del Departamento de Informática de la Universidad de California, Irvine, cree que las actividades digitales como los mensajes de texto y las notificaciones de medios sociales pueden reducir de manera significativa la capacidad de los trabajadores para concentrarse en tareas individuales, perturbando su rendimiento e incluso afectando su comportamiento y nivel de estrés.

"En nuestra era digital podemos comunicarnos, acceder, crear y compartir una gran cantidad de información de forma rápida, sin esfuerzo y casi ubicua. La consecuencia de tener tantas opciones es que compiten por nuestra atención, así que estamos continuamente cambiando nuestra atención entre los diferentes tipos de información mientras continuamos realizando diferentes tipos de tareas, y esto es complicado", dice Mark a Publimetro.

Un estudio de una década de duración dirigido por Mark sobre un grupo de trabajadores de TI de América llevó a concluir que a medida que ha aumentado el uso de los medios de comunicación social desde sus inicios a mediados de la década de 2000, nuestra capacidad de atención aparece más débil en la realización de tareas.

En su experimento, Mark pidió a los encuestados que trabajaran y utilizaran aplicaciones en dos pantallas de computador. En 2004, los sujetos cambiaban su atención de una pantalla a la otra, en promedio, cada tres minutos. El tiempo medio de retener el foco en una pantalla se redujo significativamente hasta un minuto, 15 segundos para el año 2012. Y en 2014, ese promedio era sólo de 59.5 segundos.

Mark llegó a la conclusión de que cuanto más tiempo pase la gente cambiando de una pantalla a otra, entre páginas como Facebook y Tumblr o comprobando notificaciones de juegos o aplicaciones, menos productivos se sienten al final del día. Y no solo eso: también están perdiendo lo que se llama “la interacción cara a cara”.

Cita


"La respuesta es simple: debemos controlar la tecnología en lugar de dejar que ella nos controle a nosotros".

Cary Cooper, profesor de Psicología Organizacional y Salud en la Universidad de Manchester.

Esta interacción personal en el lugar de trabajo está siendo erosionada por una "epidemia" de correos electrónicos entre los empleados, según un exasesor del gobierno del Reino Unido. Cary Cooper, profesor de Psicología Organizacional y Salud en la Universidad de Manchester, dice que nuestra continua comprobación de mensajes de correos electrónicos de trabajo, incluso post oficina, está interfiriendo con la productividad del trabajo y la vida familiar.

"A pesar de que los mensajes y sobre todo los correos electrónicos son una parte importante de la vida laboral de todos, pueden estar obstaculizando nuestra productividad de numerosas maneras", comenta Cooper.

"En primer lugar, porque personas que se encuentran en el mismo edificio se están enviando correos electrónicos y reduciendo así la interacción real, lo que socava la formación de equipos. En segundo lugar, los colegas copian a muchos otros colegas en correos electrónicos y los sobrecargan de ellos, impidiéndolos seguir adelante con su trabajo. Y, por supuesto, también tenemos los correos electrónicos y mensajes personales que recibimos constantemente”.

El experto cree que tenemos que “apagarnos” para recuperarnos del ritmo constante de la carga de trabajo. "Los empleados necesitan pasar tiempo con sus familias y amigos y no estar en ‘modo trabajo’ todo el tiempo, recibiendo cosas a través de sus smartphones. No sólo van a ser menos productivos sino que también van a dañar su salud y la de las relaciones", añade Cooper.

Sin embargo, de acuerdo con Jim Macnamara, autor de "La (R)Evolución de Medios del Siglo 21: Prácticas Emergentes de Comunicación”, los mensajes de correo electrónico del trabajo deben considerarse un problema solamente en relación a cómo las personas los utilizan.

"Un correo electrónico no le hace nada a una persona. Lo que lo está matando y a nosotros es la gran industria del spam, que envía miles y millones de mensajes de correo electrónico a las listas que compran, incluidos los irrelevantes", dice Macnamara.

Para el escritor, la función "Responder a todos" puede ser visto como un gran problema, ya que por lo general es innecesario y da lugar a cientos y cientos de mensajes de correo electrónico no deseados. "El protocolo de email debe ser enseñado en las organizaciones, las empresas, las escuelas, ya que enseña a usar el tiempo de forma sabia", añade.


Pamela Rutledge, psicóloga y directora del Centro de Investigación de Sicología de Medios de California, Estados Unidos, está de acuerdo con que debemos replantear la forma en que consumimos el contenido digital.

"No podemos negar que la tecnología es muy importante para nuestras vidas, pero realmente necesitamos aprender cómo usarla a nuestro favor", dice Rutledge. "No puede interrumpir tus actividades diarias ya que es casi seguro que eso te hará perder el enfoque y la atención que necesitas si no te controlas a ti mismo”.

Para Denis Gabos, experto en tecnología de la información y profesor de tecnología en la Universidad Senac, en São Paulo, las personas simplemente tienen que empezar a usar las herramientas de una manera más consciente. "Se puede, por ejemplo, adoptar aplicaciones y herramientas que realmente te ayudarán con tus tareas diarias, como agendas y hojas de cálculo. Igualmente, se deben usar las redes sociales con más conciencia, ya que realmente pueden hacernos trabajar de una manera desconectada, sin foco y propósito", dice Gabos.

"Para mí, la educación es siempre clave para lograr cambios y mejoras. Las personas deben ser conscientes también tanto de las disfunciones, los riesgos y problemas que surgen de las nuevas tecnologías como de los beneficios", añade Macnamara.

En la galería de fotos tenemos los consejos de los expertos para evitar las multitareas y mejorar nuestra calidad de atención. Para leer la información desde un "smartphone" o "tablet", seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.