Una investigación que realizaron científicos del Instituto Nacional de la Salud de la Infancia y Desarrollo Humano, en Estados Unidos, afirma que hay un método para que las mujeres tengan la posibilidad de concebir un varón.

De acuerdo con los médicos, las mujeres que tomen una aspirina antes del acto sexual pueden incrementar esta posibilidad; sin embargo, añadieron que solo les funcionará a las madres que han sufrido antes un aborto involuntario.

El experimento consistió en suministar a mil 228 mujeres, con estos antecedentes, una aspirina y a otras placebo.

La información publicada en la revista "Journal of Clinical Investigation" demostró que las mujeres que tomaron la aspirina aumentaron las probabilidades en 33% de concebir un bebé de sexo masculino.

La investigación precisa que un aborto involuntario tiene relación con el aumento de la inflamación del útero, por lo que el sistema inmunológico percibe al embrión como algo ajeno, atacándolo.

Como los fetos masculinos son más vulnerables que los femeninos, al suministrar la aspirina se reduce la inflación en el útero y así aumentan las posibilidades de que el embrión varón pueda sobrevivir.