Danielle y Jodie Snyder son las hermanas detrás de la marca de joyas Dannijo. El dúo creativo habla con Publimetro sobre las ventajas de trabajar con una hermana y su secreta pasión común.



Jodie y Danielle Snyder son la dupla de diseño de joyería que pasaron de trabajar su oficio con las herramientas médicas de su padre cardiólogo a convertirse en una marca favorita de los fans. Las hermanas ahora cuentan con Natalie Portman, Beyoncé, Rosie Huntington-Whiteley y Jessica Chastain entre sus celebridades seguidoras.

El dúo neoyorquino fundó su marca Dannijo (una mezcla de sus dos nombres) en 2008, después de que ambas fueran despididas de sus trabajos anteriores. Desde entonces, Jodie, ahora de 33 años, y Danielle de 30 años, se pusieron a trabajar en entregar su contrastante estética (Danielle es boho y rock 'n' roll, mientras que Jodie es clásica), pero siempre diseñando juntas. Y al parecer también se van de vacaciones juntas, ya que nuestro medio las pilló a los dos durante su veraneo en los Hamptons.



Hace siete años, lanzaron Dannijo. ¿Cómo se les ocurrió armar la compañía?


Jodie: No había nada en el mercado así que empezamos a hacer cosas para nosotras mismas. Después de la universidad, me mudé a Nueva York y mi hermana siguió cuando se graduó. Las dos estábamos trabajando en la industria de la moda. Después de un viaje a Kenia, mi hermana co-fundó una empresa sin fines de lucro llamada LWALA (vivir con una ambición de por vida, por sus siglas en inglés), que recaudó dinero para una iniciativa basada en una pequeña aldea africana para alentar a los jóvenes a usar sus talentos para impactar el cambio. Así que diseñamos una colección cápsula de joyas para esta empresa sin fines de lucro. Larga historia corta, ambas habíamos sido despedidas de nuestros trabajos, estábamos en el corazón de la recesión, así que dijimos “es ahora o nunca” y decidimos lanzar Dannijo en marzo del 2008.



Por lo tanto, ¿la joyería ha sido su pasión de toda la vida?


Jodie: Fue algo que siempre habíamos querido hacer. Danielle y yo siempre soñamos con tener una empresa de joyería pero mis padres estaban en el campo de la medicina, y no crecimos en Nueva York.

La empresa, de alguna forma, creció orgánicamente por sí sola.

¿Cómo se divide el trabajo entre ustedes dos?


Jodie: Ambas diseñamos juntas pero yo manejo más la parte empresarial y Danielle maneja más el lado creativo y los medios de comunicación social. Cada colección se basa realmente en nuestra estética. Ella tiende a ser más rock'n'roll y bohemia y yo tiendo a ser un poco más clásica. Nos inspiramos en algo nuevo cada temporada, pero el ADN de nuestra marca es la combinación de estas dos estéticas. Lo que es tan asombroso acerca del proceso creativo es que mi hermana puede iniciar el diseño y yo lo termino.



¿Cuáles son los aspectos positivos y los negativos de trabajar con tu hermana?


Danielle: El lado bueno es que se puede confiar en la otra de forma explícita. Uno sabe las fortalezas y debilidades de cada una. Y, honestamente, es pura diversión, ¡es como trabajar con tu mejor amiga!
En cuanto a los aspectos negativos, puede ser difícil trabajar con tus hermanos porque a veces puedes tomar las cosas de forma personal o traer tu vida personal en tu vida de negocios y las líneas ahí se vuelven un poco borrosas. Es algo que viene con el tiempo y la madurez, pero tengo que decir que durante más de siete años hemos estado haciendo un muy buen trabajo en separar los dos y en última instancia, diferir hacia la que tiene más fortaleza en un área determinada.



¿Qué es lo que las inspira a cada una de ustedes?

Danielle: Para mí, sería la cultura de los festivales de música, la arquitectura del viejo mundo, y la música en general. Jodie ama las tiendas de antigüedades, así que ella saca la inspiración de eso. Viajamos juntas bastante: Hace poco hicimos un viaje por  carretera en Mongolia, lo que fue muy inspirador.



Dean y Dan Caten (los hermanos gemelos detrás de la marca de moda Dsquared2) dijeron que son un "monstruo de dos cabezas". ¿Cómo describirían su asociación?


Danielle: Tenemos personalidades y habilidades que se complementan muy bien por lo que es una relación muy singular. Nosotras trabajamos y viajamos juntas. Creo que es como un matrimonio; para ser franca, ¡en realidad pasamos más tiempo juntas que la mayoría de las parejas casadas!



¿Es una fuerza poder trabajar con tu hermana en esta industria?

Danielle: Es como cualquier otra cosa: cuando funciona es increíble, y cuando no, es un desastre. Tener química con alguien es la clave. Es un gran riesgo de tomar, ya que si no funciona, arruina la relación.



¿Qué sucede cuando no están de acuerdo en una pieza de joyería o en algo relacionado con el negocio?

Jodie: Cuando sucede, tendemos a estar en desacuerdo en cosas pequeñas de hermanas. Creo que un ingrediente importante al ser hermanas y socias de negocios es tener respeto y el poder no siempre estar en lo cierto.



Cuando van a una reunión familiar, ¿se habla de trabajo?


Jodie: Ser emprendedora es realmente un trabajo 24/7, así que siempre se nos están ocurriendo ideas, incluso los fines de semana o durante las vacaciones. Somos bastante buenas en ser capaces de apagarlo pero siento que en algún momento siempre pensamos en los negocios relacionados con algo, pero es más emocionante que algo que tenemos que hacer.



Comenzaron con la joyería pero ahora hacen bolsos y tienen una línea de zapatos. ¿Siempre ramificarse fue una idea?


Danielle: Parecía como un paso natural para la marca. Somos muy conocidas por la joyería fina antigua; es un fuerte ADN de la marca. Jodie y yo somos de la generación del milenio; cuando hay algo que no existe en el mercado que ella y yo queremos, tenemos la inclinación a explorar esa categoría.

Jodie, se casó hace dos años.

¿Fue eso lo que las hizo querer lanzar una colección de novia?


Jodie: Dado que Danielle y yo somos una parte tan importante de la marca, a medida que crecemos vamos incorporando cosas que están sucediendo en nuestras vidas. Fue una experiencia tan increíble diseñar mi colección de joyas para mi propia boda. También sabemos por nuestros clientes que muchas personas llaman para obtener como 12 pares de unos aros para una boda, así que de cierta forma caímos en ese mercado.



¿Se roban cosas del armario la una a la otra?

Jodie: Nos robamos tanto en el pasado a pesar de que tenemos estilos muy diferentes. Ahora tendemos a pedir prestado las piezas vintage de cada una. 



¿Cuál es tu pieza favorita de joyería?

Danielle: Ambas tenemos este anillo Amadora (en la foto) que nos encanta. Además, nunca dejamos la casa sin tener puestas cuatro o cinco de nuestros brazaletes; es realmente nuestra firma. Y cuando nos vamos de vacaciones siempre llevamos unos collares baberos con nosotros. Cuando estás de viaje y solo llevas puesto un par de jeans y camiseta, realmente puede mejorar tu aspecto.

¿Qué pasión o afición comparten aparte del amor por la joyería?


Danielle: ¡Estamos un tanto obsesionadas con el boxeo! Boxeamos un par de veces a la semana. Es una gran forma de sacar el estrés y una fuente de inspiración. Esta temporada tendremos una colección llamada Arena de Box, inspirada en el boxeo y el ballet.