Tras las sospechas de que los televisoras Samsung pueden “escuchar” y registrar los diálogos del hogar, la compañía admitió que es un servicio de sus aparatos, pero que puede ser desactivado por el propietario. 

La posibilidad de que los televisores Smart TV de Samsung cumplan funciones de espías aparece en la declaración de políticas de privacidad del aparato, que está disponible en el sitio web de la compañía, según medios internacional. 

"Por favor, tenga en cuenta que si sus palabras habladas incluyen información personal o confidencial, esa información estará entre los datos captados y enviados a terceros a través del uso de reconocimiento de voz", informa dicha declaración. 

Este hallazgo, que generó fuertes críticas a la industria, confirmó los rumores sobre la privacidad de los usuarios frente a la tecnología de los aparatos de última generación. 

Los televisores que cuentan con la opción de comando de voz y acceso a internet están equipados con un software que convierte esas instrucciones en texto, al igual que otra información grabada por el sensor de voz. Esa información podría ser rastreada por servidores ajenos al consumidor sin el consentimiento expreso.

Incluso cuando la TV está apagada, los comandos de voz pueden capturar sonidos. 

La firma indicó que el servicio de reconocimiento de voz envía las palabras habladas a una base de datos externa de un tercero que selecciona y provee al usuario. Además, aclaró que el servicio puede desactivarse con un ícono que se visualiza en el control remoto y en la pantalla.