El hecho de que la mamá haya fallecido no significa que quede prohibido para el resto de la familia celebrar el Día de la madre.

Publinews platicó acerca del tema con David Coronado, coach tanatológico en Corporación Señoriales, quien imparte un taller de manejo del duelo para las personas que han perdido a seres queridos.

¿Qué sucede con una persona cuando muere su madre?
Toda persona cuando pierde a alguien querido enfrentará varios sentimientos desagradables. Habrá tristeza, desesperación, sentimientos de desesperanza e, incluso, culpa. En cuanto a la conducta, es posible que exista mucho llanto. Semanas después del fallecimiento hay pensamientos que son como alucinaciones. Sensaciones de haber visto a esta persona, de sentir su olor o su presencia. Muchos creen que se están volviendo locos, pero no es así. Lo que sucede es que el impacto es tan fuerte que todo nuestro ser queda afectado, incluida la mente.

¿Por eso es recomendable no tomar decisiones importantes después de un hecho como este?
Después de la muerte, muchos piensan en irse del país o hacer cambios significativos en sus vidas. Recomiendo no tomar ninguna decisión durante los primeros meses, porque no estamos en la mejor disposición de hacerlo.

¿Qué sucede en la familia cuando muere la madre?
La dinámica familiar depende de la etapa o el ciclo en que se da la pérdida. Si es el caso de un joven adulto que pierde a la madre, con quien vivía, por más independencia que tenga, verá cambiada su rutina. Si el padre del joven todavía está vivo y hay más hermanos, habrá fuerza centrífuga y tendencia de unirse. Si el señor se quedará solo y no tiene más hermanos al lado, el joven que vive con él puede refugiarse en no irse y acortar sus planes a futuro para no abandonarlo, y apoyará su duelo. La tendencia es centrarse y unirse en familia, pero eso debe ser en su momento y no extenderse. Un joven no puede truncar su vida y no realizarse como hombre o mujer.

¿Cómo les recomiendas celebrar el 10 de mayo a las personas que han perdido a su madre?
Recordándola con amor. Pueden hacerse homenajes. Por ejemplo, en el cementerio Los Parques tenemos un evento en que les damos un globo inflado con helio a las personas. Se les coloca una tarjeta con un mensaje y después se dejan volar. Es una muestra de agradecimiento a Dios por haber aprovechado a su mamá. Si la muerte ha sido reciente, es mejor discutirlo como familia y ponerse de acuerdo. Lo más seguro es que algunos quieran un homenaje, unos un viaje para distraerse y otros cualquier cosa para no recordar. Eso está bien. Lo importante es discutirlo. Todos están en etapas diferentes de duelo.

Conclusión
“La aceptación es una etapa importante en el duelo. Muchos creen que aceptar significa olvidar, por eso no quieren llegar a esa etapa y se estancan en su proceso de duelo”.
David Coronado, coach tanatológico en Corporación Señoriales

También te interesará:

Alessandra Rampolla: "Discute lejos de la cama"

La guatemalteca que se toma fotos con los famosos

"Fantasías animadas de ayer y hoy" regresa al escenario