La modelo húngara, Barbara Palvin, es una de las protagonistas del especial de trajes de baño de la revista Sports Illustrated.

La joven de 22 años se une así a algunas de las mujeres más espectaculares del mundo de la moda con una novedad: la incorporación de mujeres consideradas curvies. Pero su participación fue bien recibida por todos.

Varios usuarios la han llamado "gorda", calificativo que ha sido contestado por ella, de forma respetuosa, a través de las redes sociales.

"Wow, he recibido algunos comentarios feos en los que me llaman gorda. No estoy tan delgada como cuando tenía 18 años, pero no me considero gorda", señaló en su cuenta personal de Twitter.