Los senos son considerados como uno de los atributos más atractivos de las mujeres. Aunque, la ley de gravedad no perdona; a medida que pasa el tiempo, su tejido se debilita y pierde su forma original.

Existen varios ejercicios que pueden ayudar a levantar los senos caídos y sin necesidad de cirugías.

Que necesitas

2 mancuernas de 1 o 2 Kilos c/u, un par de libros del mismo peso, una toalla, ropa deportiva, una colchoneta

Para poder mantener los senos firmes, es necesario realizar cierto tipo de esfuerzo, ya que de esta forma, el tejido que los rodea se reafirma y se tonifica. Los ejercicios deben realizarse tres veces a la semana durante 15 minutos.

Apertura de pecho plano:

Acostada en la colchoneta, con el cuerpo completamente estirado, se sostiene una mancuerna en cada mano y se colocan los brazos estirados hacia los lados. Con la cabeza un poco inclinada, contrae los pectorales empujando las mancuernas hacia el centro manteniendo la posición por varios segundos.

Luego se deben bajar los brazos lentamente sin que toquen el piso. Repite el procedimiento completando 2 series de 12 repeticiones.

Flexiones de pecho:

Acostada boca abajo en la colchoneta, apoya las manos en un banco pequeño para ejercicios y deja caer todo el peso que sostiene tu cuerpo hacia los pectorales, sin olvidar de flexionar los brazos. Es importante que los pies estén afincados en la parte delantera y no en el talón. Después de realizar el movimiento estira los brazos y repite haciendo tres series de 12 repeticiones.

Levantar la toalla:

Para este ejercicio debes estar parada con tu cuerpo posicionado lo mas recto posible, y es recomendable hacerlo en frente de un espejo, de esta forma puedes revisar si lo estas haciendo bien. Separa los pies al ancho de tus hombros, flexiona suavemente las rodillas y toma casa extremo de la toalla con tus manos estirándola en frente de ti. Mientras hales la toalla, estarán haciendo presión en tus pectorales, realiza el ejercicio por dos minutos repitiendo 3 veces.

Para la postura del busto:

Parada derecha en frente de un espejo, debes colocar un libro debajo de cada axila, apretándolos con los brazos para que estos se sostengan. Debes estar atenta con que los antebrazos estén estirados hacia el exterior, sin olvidar de mantener las extremidades bien apretadas al costado del cuerpo.

¡Precaución! Los ejercicios explicados, no son recomendados para mujeres que recientemente han sido sometidas a cirugías, tanto aumento como reducción de senos, y en el caso de mujeres embarazadas, preferiblemente consultar con su médico.