Cuando decidimos hacer dieta y logramos nuestra meta, que es bajar de peso, nos sentimos increíbles. Pero algo pasa después, ya que al parecer el cuerpo conspira contra nosotras y sufrimos el temido “rebote”.

¿Por qué pasa eso?

De acuerdo a un estudio publicado en "Obesity: MedlinePlus", un sitio de control de peso, se recupera el peso debido al metabolismo, específicamente a la rapidez con la que este trabaja.

Para verificarlo, dieron seguimiento a 14 concursantes del programa "The biggest loser" y confirmaron que 13 de ellos subieron de peso. Incluso, seis de ellos superaron el peso que tenían al comenzar el programa.

Según los investigadores, las personas que tienen una pérdida drástica de libras tienen niveles más bajos de leptina, la hormona que controla el hambre. 

Por eso, estas personas tienen antojos y, por ende, consumen más alimentos, lo que deriva en ganarlo de nuevo.