Pasar la noche en vela sin lograr conciliar el sueño es alg que todos hemos vivido en algún momento. Sin embargo, gracias a un invento del famoso Dr. Andrew Weil, esas noches quedarán en el pasado.

Se trata de una efectiva técnica conocida como 4-7-8, que se basa en un esquema de respiración que "logra un reajuste del ritmo respiratorio y cardíaco, produciéndose un estado de relajación neuro -muscular que facilita la inducción del sueño".

Según el neurólogo del Centro Médico Delfos, en Barcelona, para lograrlo solo debemos seguir estos pasos:

1. Al principio debemos exhalar o expulsar por la boca todo el aire que contengan nuestros pulmones generando un leve zumbido.

2. Cerrar la boca e inhalar o agarrar aire por la nariz mientras contamos hasta cuatro.

3. Aguantar la respiración hasta que contemos siete.

4. Exhalar completamente de nuevo mientras contamos hasta ocho.

Repite esta esquema de respiración y te aseguramos que no lograrás pasar de las 4 o 5 repeticiones antes de que te quedes profundamente dormido:

En el caso que te cueste inhalar y exhalar durante esa cantidad de segundos, puedes hacerlo durante menos tiempo.