Modria, una compañía de Silicon Valley, California, Estados Unidos, utiliza un software que literalmente convierte a la ley en código informático para resolver batallas jurídicas sin necesidad de un juez o un abogado.

"Existe una versión del futuro en la que las computadoras se vuelven tan buenas que confiamos en ellas para que desempeñen su función en nuestra sociedad y nos permiten llevar justicia a más gente porque es más barato y más transparente", dijo Colin Rule, cofundador de Modria.

El programa emplea asesorías a las parejas, pero también pueden resolver disputas sobre impuestos y mantenerlas fuera de la corte. Inclusive una asociación de arbitraje, con sede en Nueva York, lo ha usado para alcanzar acuerdos en reclamaciones médicas surgidas de ciertos tipos de accidentes automovilísticos.

A través de más de veinte preguntas, la aplicación concilia temas como custodia de los hijos o pago de pensión alimenticia. Un segundo módulo permite negociar áreas de desacuerdo.

Si llegan a una resolución, pueden imprimir documentos de divorcio que son revisados por un abogado para asegurar que ninguna de las partes esté cediendo demasiado antes de presentarse en el tribunal.

Cientos de parejas han transitado a través del sistema desde que fue lanzado en febrero, dijo Larry Friedberg, director de mercadotecnia de Modria.

En la galería de fotos verán cómo es un proceso de divorcio. Para leer la información desde un "smartphone" o "tablet", seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.