Llega una de las épocas más esperadas, el verano. Durante esta temporada podemos sacar nuestros vestidos, faldas y shorts favoritos y acompañarlos con los mejores zapatos, pero ¿cómo elegirlos sin que nuestros pies resulten afectados?

Los pies encerrados durante todo el invierno se toman un respiro en verano, cuando guardamos ese calzado y recurrimos a las cómodas y frescas sandalias. 

Según un articulo publicado en la sección de salud de la revista "Muy Interesante", el 60% de las mujeres sufren de dolor de pies por los tacones y las sandalias de moda, y cuatro de cada diez afirman usar zapatos altos todos los días.

Por eso, hoy te compartimos algunos consejos para que eso no te pase a la hora de elegir el calzado ideal este verano. 

1. La parte delantera del zapato debe ser flexible, que se doble como las articulaciones de los dedos. 

2. Los zapatos no tienen por qué ceder siempre con el uso, por lo que debemos evitar comprarlos apretados.

3. Se recomienda que la punta sea redondeada, para que el calzado se adapte a la forma del pie y los dedos y no al revés.

4. Si usas tacones diariamente o caminas mucho con ellos, el alto no debe superar tres entímetros.