Jamás hubiéramos pensado que el chocolate negro estuviera dentro de un programa de adelgazamiento, ya que siempre ha sido el enemigo número uno de la pesa.

Pero recientes estudios están botando el mito y recuperando la mala fama del delicioso chocolate.

Según Will Clower, autor del libro "Eat Chocolate, Lose Weight", asegura que comer chocolate negro 20 minutos antes y cinco después de almorzar y cenar, ayuda a reducir el apetito en un 50%.

Este alimento posee grasas saludables que favorecen la absorción de azúcares en la sangre, evitando picos en la insulina, responsables de frenar los mecanismos destinados a quemar grasa provocando hambre, aunque ya hayas comido.

La Universidad de Copenhague reveló que reduce las ganar de comer alimentos demasiado grasos, y además, reduce el estrés.

Evita comer chocolate con leche o blanco ya que estos tienen azúcares y ácidos monosaturados

Adiós a las arrugas

Científicos de Cambridge Chocolate Technology descubrieron que el chocolate negro otorga una piel radiante y luminosa. Las propiedades antioxidantes previenen el envejecimiento.

*Con información de Cosmopolitan