Medios chinos reportaron que un niño de 12 años fue gravemente herido en el rostro al explotarle un teléfono móvil mientras lo utilizaba.

Los hechos ocurrieron en las primeras horas del 3 de abril del año en curso, en la ciudad de Pingdingshan, China. El dispositivo en cuestión era utilizado por la familia como despertador. Hanghang, como es conocido el pequeño, se levantó temprano para ir al colegio, tomó el teléfono móvil que estaba conectado a la corriente eléctrica y notó que estaba muy caliente.

Momentos después, el aparato telefónico estalló en sus manos, lo que le provocó un agujero en el rostro, además de serias heridas en las manos, brazos y cara.

Li Yanling, médico del Hospital General de Pingdingshan Coal Group, declaró para el canal de TV "China United Television", que la herida tuvo una profundidad de cuatro centímetros en la mandíbula. También se contabilizaron lesiones en las rodillas, además de localizar pedazos del artefacto incrustardos en el rostro de Hanghang.

En niño fue intervenido y se encuentra en recuperación. Expertos en teléfonos móviles de China opinan que es muy probable que la explosión fuera producto del exceso de carga en la batería.

En la galería de fotos podrán saber de las posibles causas de la explosión afectó a Hanghang. Para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.