Bajar mucho de peso durante el embarazo se ha convertido en una tendencia entre las famosas, lo que ha provocado que muchas mujeres intenten imitarlas.

De esta manera, dejan de comer cuando se encuentran en gestación amenazando la vida de sus bebés.

Expertos en perinatología aseguran que llevar una dieta severa durante el embarazo puede ocasionar bebés prematuros, con bajo peso al nacer, incluso abortos o la muerte.

Científicamente este hábito se llama anorexia nerviosa y al hacerse común entre las celebridades se le nombró “mamirexia”. Esto se presenta principalmente entre mujeres adultas a quienes les aterra subir de peso.

Los médicos explicaron que en el segundo trimestre de embarazo una mujer debe consumir diariamente 340 kilocalorías más y durante el tercer trimestres 452 kilocalorías adicionales a su dieta normal.