El avión Solar Impulse 2, propulsado únicamente con energía solar, sobrevoló  este martes gran parte de China y prevé así cerrar por la noche esta sexta etapa de su vuelta al mundo.

El aparato monoplaza, pilotado en esta etapa por el suizo Bertrand Piccard, despegó del aeropuerto de Chongqing (suroeste) a las 06H08 (22H08 GMT del lunes) rumbo a Nankin (este), donde se posará tras unas 17 horas de vuelo.

Aunque la aeronave debía hacer inicialmente una breve escala en la megalópolis de Chongqing, finalmente permaneció allí tres semanas a causa de las malas condiciones meteorológicas.

Uno de los dos pilotos del avión solar, André Borschberg, tuvo que regresar "algunos días" a Suiza para someterse a un control médico a causa de unas migrañas.

Este martes un portavoz de Solar Impulse dijo a la AFP que Borschberg retornaría a China el viernes.

El SI2, que salió de Abu Dabi el 9 de marzo, pretende recorrer en total 35.000 kilómetros únicamente con energía solar. Esta vuelta al mundo llevará cinco meses, de los que 25 días son de vuelo efectivo, antes de regresar al lugar de salida a finales de junio o principios de julio.

Prevista en 12 etapas, la vuelta al mundo es el broche de 12 años de la investigación realizada por Borschberg y Piccard.